8. El antivillancico: felices 365 días del año; que os den… mucho amor.

A mi hermana y a mí nos sabe fatal que en esta época del año la gente te exprese constantemente sus buenos deseos y “que pases buenos días” y que parezca que por ser Navidad tenga que ser todo maravilloso (siempre los “tenga que”, “tiene que”) … y el resto del año…qué, ¿que nos den por el ojete?

Creo que lo que se transmite en Navidad (seamos creyentes o no), ese ambiente de bondad, amabilidad y ese querer juntarse con familia que a veces no aguantamos debería ser valido para todo el año; para cada día de nuestra vida; al margen de fechas y días etiquetados. Seguramente nos iría mejor.

Nosotros, en esta nuestra felicitación y junto a unos cuantos amigos de los buenos (gracias también al Sr. Winston siempre en la sombra), reivindicamos amor del bueno, sincero, del que se da los 365 días :)

porno, sexo, nacho vidal, hipocresia, lorenzo izquierdo

6. Hipocresíazero, sexo y otras tantas verdades.

A los que dicen que el sexo ya no es tabú pero se escandalizan cuando digo que el día 3 voy al festival erótico de Barcelona. Más amor, sexo y menos hipocresía. Lo demás, en el vídeo promocional del SEB con grandes frases como “Dejemos de escandalizarnos al ver nuestros cuerpos desnudos mientras aceptamos ver cuerpos mutilados”. Vídeo realizado por Vimema.… Sigue, oh, sigue →

lorenzo izquierdo, felicidad,

5. Carpe diems de postín.

Hace poco iba en coche por la autovía. Adelantaba a un camión y me reventó una rueda delantera. Empecé a irme contra el camión. Ese día iba a grabar. Llegué; tarde pero llegué. Nunca sabemos realmente cuándo nos va a tocar morir. Aquel no era mi día pero… ¿y si lo es dentro de una hora? Sí, es macabro pensarlo… Sigue, oh, sigue →

3. Me enamoro todos los días y me encanta

Para los que me llaman loco, para los que me dicen valiente, los que opinan que tengo pájaros en la cabeza, los que creen que simplemente tengo sueños y los persigo,  los que piensan que no estoy centrado, que soy un cabra (que no un cabrón), para cualquiera que sienta, que viva, que se ilusione con algo, para todos los demás… no, coca col… no. Amor, pasión, dos dedos de frente y menos tontería  (o miedo, vamos).

Estoy rodeado de gente que se ilusiona con las cosas pequeñas, con los detalles, gente sin tabús, y que sobre todo, me acepta como soy. Que no es fácil. Estoy como una puta cabra, neurótico, obsesivo, ogro… Eso sí, soy simpático, educado y generoso. Y me ilusiono fácilmente con cualquier cosa, idea o buena persona que me proponga una aventura nueva dentro de esta corta vida.

El problema es ¿por qué no sabes ilusionarte?

No voy a decírtelo yo. Lo bonito/productivo/útil es pensar. Y lo hacemos poco. Por eso a veces no avanzamos. Pero eso es para otro día.

Y ahora que digo esto… si por casualidad estás yendo a terapia con un -me da igual psicólogo, psiquiatra que psicoanalista, ninguna de las palabras debería avergonzarte- si te dice lo que tienes que hacer, déjalo. Cambia. El bueno es el que te haga pensar por ti mismo/a. Aunque canse y sea incómodo.

Piensa. Evoluciona. Ilusiónate. Enamórate. De todo. De las ideas; de las personas. De ti.

 

venus, psicologia, perfeccion,

2. Complejos. Y no precisamente hoteleros.

-¿Qué eso son mis testículos? – dije. – Pues sí que son grandes. – Y me hizo ilusión.   Era la primera vez que me hacían una ecografía y una preciosa mujer me estaba palpando la bolsa escrotal. Inicialmente es una de las fantasías de cualquier hombre pero en aquel momento me daba más vergüenza que otra cosa. Además llevaba… Sigue, oh, sigue →